sábado, diciembre 10

Semana de Cine Japonés en la Casa de Colón

La Casa de Colón, la Asociación de Cine Vértigo y Japan Foundation impulsan esta cita imprescindible para conocer el cine japonés de nuevo cuño: más concretamente varios títulos encuadrados en el Jishu Eiga, una corriente underground Identificada como producciones independientes «en constante transición». Esto es, cinematografía arriesgada, que bordea los límites de escuelas más convencionales y que ha adquirido una notable pujanza entre crítica y el público occidental más curioso. La cita está programada del 25 al 29 de julio, en el museo gestionado por Cultura del Cabildo de Gran Canaria.

La 20ª Semana de Cine Japonés que organiza la Casa de Colón y la Asociación de Cine Vértigo, con el apoyo de Japan Foundation, dedica esta edición al Jishu Eiga, corriente ‘underground’ de producciones independientes de origen nipón. Del 25 al 29 de julio los aficionados podrán visionar cinco títulos correspondientes a este género que se puede traducir del japonés como algo parecido a películas ‘hechas por sí mismas’. El movimiento engloba a producciones totalmente independientes, autofinanciadas y producidas, hasta ahora, fuera de la industria. Su exponente más conocido es el director japonés Ryusuke Hamaguchi y su exitosa ‘Drive My Car’, basada en un cuento de Haruki Murakami, que logró este año el Óscar a la Mejor Película Extranjera.

Las proyecciones se llevarán a cabo del 25 al 29 de julio, siempre a partir de las 19:30 horas, a excepción del día 26 de julio. Ese día la historiadora y coordinadora del ciclo, Marina Muñoz Pelegrín, imparte la conferencia titulada ‘Jishu Eiga: El cine independiente japonés en constante transición’. La charla precede a la proyección de ese día, por lo que dará comienzo a las 18:30 horas. Todas las actividades de la Semana de Cine Japonés se desarrollan en la Casa de Colón, son gratuitas y tienen entrada libre hasta completar aforo.

Marina Muñoz ha estudiado a fondo la industria audiovisual japonesa y asiática y es colaboradora habitual de la programación de Casa Asia en Barcelona. En la conferencia que imparte en la Casa de Colón revelará las claves de un cine que, hasta ahora, ha navegado a contracorriente en la industria audiovisual. “Las producciones del estilo que producían las ‘majors’, es decir, las grandes compañías cinematográficas, han decrecido ante el nuevo cine ‘Jishu Eiga’, popularizándose en torno a 1992 hasta un 80%”, explicará Muñoz durante su charla. “El uso incrementado de cámaras digitales y ediciones digitales que reducen el coste y aceleran los procesos de producción han hecho que estas producciones se extiendan al mismo nivel que la digitalización”, asegura.

“Las películas presentadas en esta edición son la respuesta necesaria al contexto cinematográfico cerrado y jerarquizado preexistente, pues buscan alejarse de manera imprescindible de los encorsetamientos de las grandes producciones”, advierte también la especialista.

Sobre Marina Muñoz Pelegrín

Marina Muñoz (Cataluña, 1994) es licenciada en Historia del Arte por la Universidad Autónoma de Barcelona. Tiene un itinerario de grado en estudios sobre Asia oriental y sobre lengua japonesa, además de un máster universitario en análisis y gestión del patrimonio artístico.

Ha participado en la organización de distintos festivales de cultura y cine japonés y ha realizado diversos cursos y colaboraciones con Casa Asia. También ha firmado numerosas publicaciones sobre diversas manifestaciones artísticas japonesas, como la danza ‘Ankoku Butoh’, el erotismo en el arte japonés, la figura de Astro Boy y Osamu Tezuka o Warai-e: sexo y humor.

Se ha encargado de la coordinación del contenido de la 20ª Semana de Cine Japonés en la Casa de Colón, en colaboración con la Asociación de Cine ‘Vértigo’. Imparte la conferencia ‘Jishu Eiga: El cine independiente japonés en constante transición’ el día 26 de julio, a las 18:30 horas, en la Casa de Colón.

Programa de la 20ª Semana de Cine Japonés de la Casa de Colón

25 de julio

Dear Etranger (Osanago Warera ni Umare)
Japón, 2017. Color. V.O.S.E. 126’
Dirección: Yukiko Mishima
Guion: Haruhiko Arai, Kiyoshi Shigematsu
Fotografía: Ryo Otsuka
Música: Takuto Tanaka
Productora: “Dear Etranger” Production Committee

La historia nos presenta a Makoto, un subgerente de empresa y dedicado a la familia, que actualmente vive con su segunda esposa Nanae y sus dos hijastras, Kaoru y Eriko. Su vida se complica cuando el marido de su ex – esposa es diagnosticado de una enfermedad al mismo tiempo que Nanae se queda embarazada. Mishima introduce diferentes dramas familiares en la obra, como la sensación de abandono que siente la adolescente Kaoru, la problemática de manejar situaciones parentales cuando se trata de los hijos, la posición del género femenino ante el abandono de sus carreras debido a la maternidad y las dificultades que supone ser un padre y profesional en la sociedad contemporánea japonesa.  

26 de julio

Conferencia (18:30 horas)

‘Jishu Eiga: El cine independiente japonés en constante transición’
Marina Muñoz Pelegrin, historiadora del Arte.

El viaje de Takara (Takara – La nuit où j’a nagé)
Japón, 2017. Color. V.O.S.E. 79’
Dirección: Damien Manivel, Kohei Igarashi
Guion: Damien Manivel, Kohei Igarashi
Fotografía: Wataru Takahashi
Música: Jérôme Petit
Productora: MLD Films, Shellac, Nobo (JP)

El filme de Damien Manivel y Kohei Igarashi centra su historia en el viaje que hace un niño para ir a ver a su padre, que trabaja en una lonja de pescado, y así enseñarle un dibujo que hizo por la noche. El filme logra que empaticemos con el niño de 6 años llamado Takara Kogawa, de un pequeño pueblo de un valle en Aomori, que se desvía de su camino al colegio y ante su lógica de infante emprende un viaje solo, en tren, para buscar a su padre.

27 de julio

Asako I & II (Netemo Sametemo)
Japón, 2018. Color. V.O.S.E. 119’
Dirección: Ryūsuke Hamaguchi
Guion: Sachiko Tanaka, Ryūsuke Hamaguchi
Fotografía: Yasuyuki Sasaki
Música: Tofubeats
Productora: C&I Entertainment

La protagonista de la película es Asako, una chica joven que se enamora de Baku, un hombre errático. Su amor intenso se ve interrumpido por el abandono repentino de Baku, que desaparece voluntariamente. Poco después Asako se enamora de otro hombre llamado Ryohei, superficialmente idéntico a Baku, pero de carácter diametralmente opuesto. Asimismo, la protagonista se expone a un aprendizaje sobre el amor. El título japonés Netemo sametemo significa ‘en el sueño y en la vigilia’, funciona como metáfora de las dos experiencias románticas; mientras Baku representa la impetuosidad e impulsividad, Ryohei ofrece una relación serena, monótona y segura. La simbología envuelve las dos relaciones y subraya el viaje emocional de la protagonista, como el estallido de petardos cuando conoce a Baku, o el río de Osaka frente a Ryohei, los dos interpretados como diferentes tipos de romance.

28 de julio

Jesús (Boku wa Iesu- Sama ga Kirai)
Japón, 2018. Color. V.O.S.E. 77’
Dirección: Hiroshi Okuyama
Guion: Hiroshi Okuyama
Fotografía: Hiroshi Okuyama
Música: Kôshi Kishita
Productora: Closing Remarks

Esta obra cinematográfica nos sitúa en el camino de Yura, un adolescente que deja la ciudad de Tokio para irse a vivir a una zona rural. La historia se desarrolla principalmente ante el choque cultural que sufre Yura, ya que además se ve obligado a asistir a un colegio cristiano. En una de las oraciones escolares se encuentra con un Jesús en miniatura que le concede deseos, esto aportará a Yura un recurso muy útil que le acostumbrará a no resolver los impactos de la realidad. Repentinamente, y ante un momento de adversidad, Jesús desaparece justo en el momento en el que más es necesitado.

29 de julio

Más allá de dos minutos infinitos (Dorosute no hate de bokura)
Japón, 2020. Color. V.O.S.E. 70’
Dirección: Junta Yamaguchi
Guion: Makoto Ueda
Fotografía: Junta Yamaguchi
Música: Koji Takimoto
Productora: Tollywood, Arts Council Tokyo, Europe Kikaku, Motion Gallery, Shimokitazawa Film Festival, Tokyo Festival.

La película presenta un escenario particular ya que toda la trama ocurre en un edificio de vecinos. El protagonista, llamado Kato, dueño de un café-restaurante situado en la planta baja del edificio, es un hombre de mediana edad que se encuentra en una situación inesperada. Se ve a sí mismo hablándose a través de la pantalla del ordenador de su habitación. Esta situación acaba involucrando a sus amigos, vecinos, trabajadores y clientes de su restaurante. Los personajes descubren junto a Kato que, a través de la pantalla, pueden verse en un futuro cercano, concretamente dos minutos en el futuro. Los personajes, que en principio encarnan la avaricia y a los individuos con afán de explotar los nuevos recursos, buscan el modo de ver más allá de dos minutos en el futuro enfrentando las pantallas, produciendo el efecto Droste, una repetición de imágenes cada vez más pequeñas e infinitas. La codicia de los personajes secundarios acaba comprometiendo al mismo protagonista, que se verá involucrado en una serie de circunstancias catastróficas.

¿Algo que comentar?