lunes, enero 30

Octubre: talleres municipales gratuitos para fomentar el consumo responsable

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria impulsa, desde este mes de octubre, 82 nuevos talleres con motivo de la apertura del nuevo curso escolar en el marco de la campaña formativa titulada ‘(Co)nsumir para el Cambio’, cuyos objetivos fundamentales son el de propiciar la reflexión y promover alternativas de consumo de calidad que favorezcan actos y conductas que conduzcan hacia una sociedad de consumo responsable y sostenible.

La iniciativa, que comenzó el pasado mes de febrero y se prolongará hasta diciembre de 2022 a través de la Sección de Consumo del Consistorio capitalino (OMIC), dependiente del área de Turismo, Empleo y Desarrollo Local, Igualdad, Diversidad y Solidaridad, que dirige el concejal Pedro Quevedo, ofreciendo desde su inicio hasta septiembre 118 charlas, también quiere servir de herramienta para Informar y formar a la ciudadanía sobre los derechos básicos y deberes relacionados con las acciones de consumo.

Estas actuaciones formativas están dirigidas a la comunidad educativa (padres, madres, docentes y alumnado), a las personas mayores, a la juventud y a colectivos diversos del municipio capitalino.

OMIC

Con el objetivo de fomentar esta tipología de consumidores responsables, los talleres, totalmente gratuitos, se distribuyen en 5 grandes áreas de acción.

La primera, de Derechos y Deberes en las Relaciones de Consumo, orientada a personas consumidoras y ausuarios/as y a comerciantes, en general, dando prioridad al consumo responsable en contrataciones comerciales y ofreciendo ítems sobre cómo llegar a ser un consumidor que actúe con responsabilidad.

Una segunda área de acción es la derivada del Consumo Consciente y Sostenible, con la que se quiere fomentar hábitos y actitudes responsables de consumo, la realización de estrategias para reducir el consumo de energía, de agua y de plásticos en la compra diaria, aplicando la práctica diaria de las 4 R (reducir, reciclar, reutilizar y repensar).

Una tercera sección está dedicada a la Alimentación Equilibrada vinculada al fomento de hábitos de alimentación equilibrada y sus implicaciones en la salud y a la promoción de hábitos sostenibles y de ahorro en la compra de alimentos y otros productos evitando el despilfarro. Además, se ofrecen pautas de dieta semanal y se hace una reflexión sobre la publicidad, el etiquetado, el valor nutricional de los alimentos, entre otros.

Los dos últimos módulos formativos están orientados a la Educación Financiera, donde se llevará a cabo una reflexión sobre los hábitos de consumo y sus implicaciones en la economía doméstica de cada familia y se proporcionarán estrategias familiares de ahorro como cómo elaborar un presupuesto familiar de acuerdo con las necesidades y la economía familiar; y a las Compras Seguras por Internet, Teléfono, a Domicilio, en las que se aportan contenidos para tomar precauciones antes de comprar online o para saber si un sitio o una página es segura, así como cuales son las formas de pago seguros y los procedimientos de reclamación.

La metodología a seguir en estas acciones formativas es de participación, de aprendizaje cooperativo, digitalizando actividades y ofreciendo recursos didácticos.

Aunque el cupo de plazas está prácticamente cubierto, aún la inscripción permanece abierta a través de la web municipal, www.laspalmasgc.es (OMIC), haciendo click en el siguiente enlace:

https://forms.gle/ixPCwEYfhSSzqCWN9 o vía email: omic@laspalmasgc.es
En total, se han impartirán este año 200 charlas formativas que, para Pedro Quevedo, son fundamentales. “La formación y la educación de las personas consumidoras –señala el edil- debe ir unida, de forma inevitable, a una sociedad moderna en constante cambio”. “Por tanto, es propicio y totalmente necesario ofrecer las herramientas formativas relacionadas con esta materia, partiendo de una dimensión que debe estar presente de manera transversal en las escuelas y en los centros de enseñanza, con estrategias que permitan al alumnado enfrentarse a los diferentes retos de la realidad consumista de forma racional, con actitudes críticas, responsables, selectivas, solidarias y de respeto con el medio ambiente”, concluye Quevedo. Además, recuerda que “no se debe olvidar que, para actuar como una persona consumidora responsable, se debe contar con una información veraz. Con ella podremos lograr que la ciudadanía ejerza sus derechos y mejore, al mismo tiempo, los hábitos de consumo con actitudes críticas, responsables y solidarias.

¿Algo que comentar?