domingo, julio 14

El trabajo de la checa Hildegard Hahn y el egipcio Nabil Boutros, exposiciones del CAAM para el verano

El Centro Atlántico de Arte Moderno (CAAM) ha estrenado en este mes de julio su bloque de exposiciones para el verano,con dos nuevas exposiciones dedicadas al trabajo de la artista de origen checo afincada en la isla de Gran Canaria, Hildegard Hahn, (República Checa, 1938) y del artista visual egipcio Nabil Boutros (El Cairo, 1954). Las dos propuestas expositivas, de carácter retrospectivo, se inauguraron el pasado 20 de julio, y permanecerán abiertas al público hasta el día 21 de enero de 2024.

Ambos proyectos ofrecen una inmersión en el universo artístico de dos artistas de distintas generaciones, que han destacado en el ámbito del arte contemporáneo desde sus respectivos campos de trabajo, en los entornos geográficos de Canarias, Europa y África.

Ambas muestras se han abierto al público bajo los títulos Retro-Retrorreflexión, de Hildegard Hahn, (plantas -1 y 0), comisariada por Dalia de la Rosa, y Ojalá estuviera en Egipto, de Nabil Boutros, (planta 1), comisariada por Katerina Gregos. Ambas pueden visitarse en el horario habitual del CAAM, de martes a sábado, de 10:00 a 21:00 horas, y domingos, de 10:00 a 14:00 horas, con entrada libre y gratuita.

caam.net

Retro-Retrorreflexión | Hildegard Hahn

El proyecto expositivo plantea una revisión del trabajo de esta artista multidisciplinar a través de una selección de 70 obras de su amplia trayectoria artística de más de cuatro décadas, creadas en pintura, dibujo, fotografía, vídeo o sus instalaciones multidisciplinares -que ella denomina ‘escenarios’-, así como dos piezas audiovisuales de nueva producción en las que compila sus trabajos en los que explora la luz y los reflejos, y en su relación con la Isla de Gran Canaria a través de elementos de la naturaleza como el mar, la arena o la piedra.

Más que una retrospectiva que presenta obras ordenadas cronológicamente, esta exposición se articula con una selección de todas las obras que, para ella, tienen una significación especial en función a las temáticas que le interesan: su relación con la Isla, sus proyectos de investigación o su relación con el público.

Artista e investigadora, siempre en la búsqueda de nuevas técnicas y materialidades, Hahn llegó a Gran Canaria en 1974 cuando se dedicada básicamente a la pintura y la creación de objetos, y fue en esta Isla donde comenzó a explorar nuevas formas de expresión, de manera que ya en 1991 crea su primera instalación y se convierte en las primeras creadoras de las Islas que incorpora el vídeo en su obra desde comienzos de los noventa del siglo XX.

Destaca la comisaria que “a partir de la observación y la investigación constante, con la isla de Gran Canaria como eje, la artista ha ido al encuentro de una forma de mirar que plantea un doble movimiento, una ‘retro-retrorreflexión’”. En este sentido, el título de la muestra propone un juego de palabras en el que se entrelaza el concepto ‘retro’ que alude al hecho de que este proyecto se plantea como una revisión de su trabajo, y ‘retrorreflexión’, que alude a la capacidad de algunos cuerpos de emitir la luz que se proyecta sobre ellos, un concepto que Hahn ha desarrollado a través de distintas obras.

Entre las obras destacadas de la exposición se encuentra la instalación ‘Danza de piedras’, (2008-2023) que se exhibe en el cubo central del CAAM, compuesta por fotografías y piedras mínimamente intervenidas, en las que refleja su relación con Gran Canaria, su origen, su materialidad como isla volcánica o la fragilidad del paisaje. Esta pieza ya la expuso Hahn este centro de arte en 1999 en la colectiva ‘Convergencias / Divergencias. Aproximación a la reciente escena artística en Canarias’, comisariada por Antonio Zaya.

El proyecto incluye asimismo una selección de su obra pictórica de los inicios de su relación con la Isla (distintos paisajes o su particular ‘horizonte curvo’ de Canarias) y junto a ellas se exhibe la referida serie de 1990, ‘Cuentos del Atlántico’, 1990, en la que inicia su interlocución con el paisaje isleño a nivel físico, una pieza que crea con pigmentos en la orilla del mar, dejando que el agua y la arena vayan modelando los colores de la pieza. Esta forma de trabajo la emplea más adelante en otros proyectos, como ‘Comportamiento urbano (1990), en el que situó dos planchas de conglomerado, alquitrán y pintura sobre una vía pública y dejó que los vehículos que circulaban por la calzada fueran los que modelaran la obra con la huella de sus ruedas.

La obra de Hahn plantea asimismo una reflexión sobre la incapacidad de la sociedad actual para comunicarse y la capacidad del arte para transmitir las ideas de quienes lo crean. En este sentido, la exposición incorpora su pieza ‘La torre de Babel’ (2011-2023) la instalación creada con una pila de libros que recogen su obra, del mismo nombre, en la que la artista dibuja sobre piedras encontradas en la naturaleza distintas grafías en distintos idiomas, reales o inventados.

Hildegard Hahn (República Checa, 1938) es una artista multidisciplinar afincada en Gran Canaria desde el año 1974. Estudió Bellas Artes y Filosofía en la Universidad alemana de Stuttgart. Ha expuesto su obra en numerosas exposiciones realizadas en Canarias o en Alemania, y su trabajo está presente en colecciones públicas de instituciones de las Islas como el Cabildo de Gran Canaria, la Casa de Colón, el Centro Atlántico de Arte Moderno y el Centro de Arte La Regenta, así como en diferentes centros e instituciones públicas de Alemania. 

Cabe recordar que el Cabildo grancanaria le otorgó este año a Hahn el Can de Gran Canaria de Las Artes del Cabildo, “por su arte multidisciplinar, la introducción de materiales de la naturaleza y su arraigo en Gran Canaria, desde donde ha proyectado su obra, habiendo participado en muchas exposiciones colectivas y más de 40 individuales de pintura, dibujos, fotografía e instalaciones multidisciplinares, en varios países”.

El CAAM ha exhibido la obra de Hildegard Hahn en distintos proyectos colectivos, como la II Bienal de Arte Arquitectura y Paisaje de Canarias (2008) y en las exposiciones ‘Reinventar la Isla’ (2013), ‘Cruce de colecciones’ (2014), ‘Naturaleza y concepto’ (2015), ‘Homenaje a Clara Muñoz’ (2016) y ‘+F: Artistas Post-conceptuales en Canarias, 2000-2017’ (2017).

Ojalá estuviera en Egipto | Nabil Boutros

La exposición reúne una parte específica del trabajo que ha desarrollado el artista durante 20 años, incluyendo sus principales series fotográficas. Aunque comenzó pintando en los años 80 en Francia, sus preocupaciones y cuestionamientos siempre estuvieron más allá del Mediterráneo, en los países de Oriente Medio y en particular en Egipto, donde nació y se formó.

Tras dedicarse a la pintura durante un tiempo, Boutros reorientó su trabajo, focalizándolo en la fotografía. “Un puente invisible pero omnipresente me llevaba a conectar ambos lados del Mediterráneo a través de imágenes, traducciones de textos e incluso escenografías”, apunta el artista.

En los años 90 se dedicó prácticamente a documentar ciertos aspectos de Egipto y los países de Oriente Medio, de una manera “casi más poética que documental, con el propósito de mostrárselos al público de mi país y a las personas que habitan en el otro lado del Mediterráneo, con un punto de vista no exótico/no colonial”.

Así, todos sus primeros trabajos se basaron en los principios de la fotografía documental, si bien en las últimas dos décadas ha creado obras que se asientan sobre la tradición de la fotografía conceptual y artística. Sus orígenes egipcios han sido un punto central de referencia para sus investigaciones fotográficas que se concretan en series temáticas que profundizan en esta temática.

La comisaria de la muestra observa que el universo artístico de Boutros “se centra en cuestiones de cultura, identidad y modernidad en su país de origen, aunque también en procesos de transformación y lucha política. La relación de Boutros con su tierra natal es ambigua: por un lado, es un outsider crítico y, por otro, está dotado de una visión y un conocimiento profundo de sus temas que permiten cierto sentido del humor, ironía pero también identificación y empatía”. Su trabajo, en síntesis, plantea “una reflexión sobre lo que significa ser de Egipto y, al mismo tiempo, desafía los estereotipos y las percepciones que existen sobre este país africano”.

La exposición en el CAAM incluye sus series más destacadas, como Copts of the Nile (2004) y Cairo/Alexandria (2004) que hablan de aspectos invisibles de la vida cotidiana en las dos ciudades egipcias; Egypt is a Modern Country (2006), un comentario irónico sobre el desarrollo, el progreso y la modernidad en Egipto, o Los egipcios (2010), una serie de autorretratos del artista con numerosos disfraces diferentes que resaltan la fluidez de la identidad y señalan la diversidad física de los egipcios, con ingenio y cierto sentido de autoestereotipo lúdico, y Spring Trip (2014), la serie que señala la desconexión entre la exotización turística y la realidad política.

La muestra incluye asimismo trabajos más recientes como Futur Anterieur (2017), serie de fotomontajes de películas egipcias de los años 60 que reflejan este período de optimismo y promesa y New World Order (2018-2020) un estudio sobre la diversidad y la diferencia.

En general, la exposición permite al público “adentrarse en lo que es, para muchas personas, una tierra desconocida desde una mirada sobria, crítica pero también humanista y desprovista de sentimentalismos”, indica la comisaria.

Nabil Boutros (El Cairo, 1954) vive y trabaja entre El Cairo y París. Utiliza diferentes medios de expresión artística, como pintura, escenografía, instalaciones y fotografía. Egipto y Oriente Medio han estado durante mucho tiempo en el centro de su trabajo de investigación. Como respuesta a sus propias preguntas, ha realizado grandes series fotográficas en las que aborda diferentes temáticas, como los rituales y la vida cotidiana de los coptos (población egipcia que profesa la religión cristiana), la música popular en Egipto, los hamanes de Sana’a, en Yemen, la sociedad beduina de Jordania o la modernidad en Egipto.

Desde 2006 aborda temáticas más globales y críticas, como la relación con la religión, el poder y los sistemas de información, en forma de instalaciones, intervenciones en el espacio público o vallas publicitarias. Boutros ha impartido y realizado numerosas clases magistrales de fotografía y lectura y análisis de imágenes en medios de comunicación en muchos países de Oriente Medio y África Occidental.

Su trabajo se ha mostrado en importantes instituciones y eventos culturales, entre ellos: Tropen Museum – Amsterdam (2021); Institut des Cultures d’Islam – París (2020); Rauma Triennale – Finlandia (2019); Riga Biennial for Contemporary Art – Letonia (2018); Afriques Capitales – La Villette París (2017); Arab World Institute IMA, París (2021, 2018, 2017, 2015, 2012, 2005, 1998); Dak’art Biennale (2016) Senegal; Addis Foto Fest (2016) Etiopía; Divine Comedy – MMK, Frankfurt (2014); Goteborg Biennial for Contemporary Art (2013) Suecia; Lyon Biennial (2011) Francia; Photographic Encounters of Bamako (2003 – 2007) Mali; Huston Fotofest (2006) o el Guggenheim Museum de Nueva York (1996) EEUU.


¿Algo que comentar?