martes, julio 16

Salida de la regata ARC Plus en Las Palmas de Gran Canaria: domingo, 5 de noviembre

La regata Atlantic Rally for Cruisers, la ARC, todo un clásico en la agenda náutica de Las Palmas de Gran Canaria prepara velas para su nueva edición, la número 38, en el muelle deportivo de la capital. Un total de 255 veleros, 159 inscritos en la ARC y 96, en la ARC Plus, ya han comenzado a escribir un nuevo capítulo del particular cuaderno de bitácora de estos dos rallies náuticos que cada noviembre une Gran Canaria y su capital con El Caribe.

Foto: lpavisit.com

La flota de este evento náutico, organizado por la empresa británica World Cruising Club, renueva su compromiso con la ciudad su anual aventura atlántica en una época del año propicia para la navegación desde las Islas Canarias. Este año, 31 españoles cruzarán el Atlántico y cuatro veleros navegarán bajo bandera española, tres de ellos en la ARC Plus, Ahlem, Bluemoona y Mastegot, y uno, el Swan 58 Lullaby, partirá con la ARC.

La primera regata, la ARC Plus, partirá rumbo al Caribe, a la isla de Granada, con escala en Cabo Verde, en la isla de Mindelo, el próximo domingo 5 de noviembre, a las 13.00 horas, con 96 embarcaciones de crucero. La segunda salida, la ruta principal, la ARC, lo hará el domingo 19 de noviembre, con 159 veleros.

El concejal de Turismo del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran canaria, Pedro Quevedo, junto con la presidenta de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Beatriz Calzada; el director general de la World Cruising Club, Paul Tetlow; y la directora de operaciones de la ARC y la ARC Plus, Suzana Tetlow, presentaron esta mañana la aventura atlántica 2023 de los barcos de la ARC.

El concejal de Turismo recordó que la ARC en estos 38 años de historia “además de regalarnos imágenes fantásticas que nos ayudan a promocionar nuestro destino como escala atlántica, contribuye cada año a dinamizar la economía de las empresas que trabajan en el muelle deportivo y su entorno”.

Además, recordó el edil, “la ARC es un evento muy esperado en noviembre por la ciudadanía y los visitantes y, a lo largo de estas décadas, ha sido una muestra clara de la evolución de la ciudad y sus servicios portuarios, públicos y privados. La marina deportiva ha sabido adaptarse a la llegada de estos grandes veleros y las empresas de servicios náuticos también lo han hecho. Esto es un ejemplo de cómo desde hace algunos años hemos puesto el rumbo fijo a un presente y futuro basado en la economía azul”.


¿Algo que comentar?