domingo, junio 26

L’om Imprebis trae al Tío Vania, de Chejov, al Teatro Cuyás

Anton Chejov es una de las referencias obligadas para conocer el realismo ruso. Domindador del relato corto, Chejov fue también un eficiente dramaturgo, aunque se prodigara menos en la suerte de las tablas.

El Teatro Cuyás trae en octubre la representación de una de sus obras capitales, Tío Vania: un drama rural de finales del siglo XIX, en el que el autor ruso escapó de concepciones que complacieran al gran público para comprometerse al límite con su historia.

L’om Imprebis es la compañía que revisita a Chejov, con su habitual prisma contemporáneo. El invento fundado en 1983 por el director Santiago Sánchez se ha destacado como pionero de la suerte de la improvisación en las tablas españolas, alterando y alternando los grandes clásicos con un estilo arriesgado y directo. Sus repasos al Calígula, el Quijote o Galileo, la colaboración de Sánchez con Els Joglars o la escenificación de piezas memorables de los Monty Python describen el curriculum de L’om Imprebis y definen su concepto artístico.

Una casa de campo en Rusia. Cuatro hombres y cuatro mujeres en plena madurez, llenos de deseos y pasiones cruzadas, toman conciencia de que el destino de sus vidas comienza a escapárseles. Quizás pudieran soñar con otras formas de vivir más felices, quizás deban decidir, simplemente, entre negar la realidad o tener el valor de afrontarla… Con humor, con ternura, con emoción, ellos y ellas plantean a quien los ve y escucha un dilema eterno: reaccionar o resignarse.

Más información sobre las entradas aquí y aquí

¿Algo que comentar?