viernes, septiembre 30

La viajera empedernida recomienda a Las Palmas de Gran Canaria como una ciudad «para amantes de la música»

Una ciudad “para amantes de la música”. Así describe a Las Palmas de Gran Canaria la escritora de viajes Nani Arenas, impulsora del blog La viajera empedernida y una de las firmas de referencia en el entorno de la blogosfera en español.

Arenas publica este mes de noviembre un amplio reportaje sobre el especial perfil de la ciudad respecto a la música: sus enclaves relacionados con la cuarta de las artes, su historia, su conexión con las influencias exteriores y su vida cotidiana musical son apartados de este extenso reportaje, acompañado de diferentes fotografías de la capital grancanaria.

Arenas, integrante del colectivo de escritores Travel Inspirers también destaca el atractivo del Santa Catalina, a Royal Hideaway Hotel, del que apunta cómo “al recorrer sus estancias te sientes importante”. En su esencia, añade la autora, “conserva todo el encanto del día que abrió sus puertas por primera vez, allá por 1890. Sus 204 habitaciones rebosan historia”.

Y destaca el carácter de “ciudad de festivales” de Las Palmas de Gran Canaria, con especial mención al WOMAD, cuya última edición se ha celebrado este noviembre en el Parque Santa Catalina. Antes, en este amplio post, Arnas se centra en los encantos relacionados con la música que ofrece la urbe para los viajeros. Las ciudad se retrata aquí como“uno de los destinos más musicales de España”, con una agenda “siempre a tope”, y con una afición que no es casual:“el puerto de Las Palmas”, subraya, “fue el lugar de acceso de músicos, discos y movimientos llegados de todos los riñones del mundo”. Esto es, desde el bolero o. Los ritmos latinos hasta los Beatles o los Rolling Stones, cuyos LPs entraban por el muelle cuando no era posible encontrarlos en la Península en época de dictadura.

Arenas también alude a las escalas recurrentes en la ciudad Camille Saint-Saens, o el paso de grandes artistas como el tenor Caruso o el pianista Arthur Rubenstein. Y se explaya en la historia de la Orquesta Sinfónica de Las Palmas de Gran Canaria, el antiguo Teatro Cairasco y el atractivo del Teatro Pérez Galdós y el Auditorio Alfredo Kraus.

Además, el artículo alude al auditorio bautizado con el nombre del simplista José Antonio Ramos, ubicado en el Parque Doramas, y a la agenda que periódicamente se ofrece allí gracias a iniciativas como Musicando o Música en el Parque.

¿Algo que comentar?