jueves, agosto 18

Concha: Yo lo que quiero es bailar. La Velasco en estado puro en el Teatro Cuyás

Bicopic musical de una «Velasco a lo Minelli» (masteatro.com). Concha: Yo que quiero es bailar es la propuesta del Teatro Cuyás para mediados de junio. La vida de Concha Velasco sobre las tablas, con la protagonista en escena en una suerte de nuevo género que se ha extendido en los últimos años: la revisión irónica de la biografía propia, al modo Carrie Fisher (y su espectáculo Wishful Drinking).

La Velasco (este siempre será uno de sus sobrenombres más populares), no repasa, obviamente, las miserias de una familia célebre o una fuerte adicción al alcohol. Concha lo que quería era bailar, y sí logró sobrellevar su explosión temprana para sellar una larga carrera. Ahora la mira a los setenta y pocos, con humor para reirse de ella… y hacerla valer con su estilo único. De chica Yeyé a Sorpresa, Sorpresa.

El invento viene avalado por cuatro meses en cartel en el Teatro Goya de Barcelona, por ejemplo. O el respeto de la crítica mayor. Aquí, la reseña del espectáculo de Marcos Ordoñez en El País. Y aquí, un extracto:

«El centro de la función es Cuentos y chismes del oficio, aquel delicioso monólogo en verso que Jardiel le escribió a Elvira Noriega (¿o era a Catalina Bárcena?), y que la Velasco coloca con una gracia incomparable, rematado con un efecto que es puro Broadway: a modo de diadema luminosa brotan carteles y rótulos con los títulos de sus principales montajes y películas.» Maros Ordoñez (El País)

¿Algo que comentar?